Cómo lo hacemos

Cada persona, o empresa, es única: dispone de un espacio diferente para reformar, tiene circunstancias particulares propias, un gusto peculiar, y su propia capacidad económica.

Por ello en Gumuzio&MIGOYA realizamos los proyectos de manera personalizada, con precios ajustados a los materiales que se eligen y las calidades que ofrecemos, pensando, en cada proyecto, en el espacio, circunstancias, gustos, y posibilidades del cliente.

No obstante, con la convicción de que las cosas o se hacen bien o no se hacen, y de que evitar tener que repetir las cosas es el mejor modo de ahorrar, tanto en dinero como en protección medio ambiental, nos guiamos por unas premisas básicas idénticas en todos nuestros proyectos.

Estas son:

I-. Diseño personalizado

Toda reforma supone un gasto considerable para quien la acomete, por lo que ofrecemos, y el cliente así lo debe exigir, un diseño adaptado a sus necesidades y circunstancias. Cada proyecto es estudiado minuciosamente para aprovechar al máximo los espacios disponibles y dotar a los mismos del mayor confort y prestaciones posibles.

II-. Materiales de primera calidad

Tan cierto es que lo más caro no es siempre lo mejor, como que lo barato, a la larga, sale caro. En nuestros proyectos sugerimos los materiales que hemos estimado oportuno, barajando entre las miles de posibilidades que ofrece el mercado, pero siempre desechando el empleo de materiales que no alcancen un mínimo estándar de calidad.

III-. Presupuestos cerrados

Los precios que señalan nuestros presupuestos son precios cerrados, que no sufrirán variación alguna, salvo que, durante la ejecución de la obra, el cliente decidiera la substitución de un material o por otro, o la realización de trabajos no contemplados en un principio.

IV-. Calidad/precio

Las calidades y precios que ofrecemos son los normales en reforma. En reforma buena. En reforma bien hecha. Esto quiere decir que la labor de diseño personalizado que realizamos no supone un sobrecoste en el precio de la reforma, porque en Gumuzio&MIGOYA entendemos que la reformas no se deben hacer sin pensarlas detenidamente, ni que el diseño deba ser excusa para abusar.

V-. Garantía

La garantía estipulada por Ley para los trabajos de reforma y rehabilitación es de 1 año. En Gumuzio&MIGOYA estamos tan convencidos de nuestro modo de trabajar y de la cualificación de nuestros colaboradores, que extendemos la misma a 3 años.

VI-. Profesionalidad

Todo el personal que ponemos en marcha para la realización de nuestras obras son profesionales cualificados y de experiencia contrastada, y aquellos cuya actividad lo requiera están en posesión de su carnet de instalador autorizado. Gumuzio&MIGOYA cuenta con los correspondientes seguros de Responsabilidad Civil, Responsabilidad Civil Cruzada, y Seguro Colectivo de Accidentes.

VII-. Seguridad

Nos encanta nuestro trabajo y nos encantan los proyectos que acometemos, pero ninguno de ellos merece la pena si la realización de alguno de ellos pone en riesgo la integridad física o la vida de las personas. Por eso nuestros operarios y nuestro personal técnico han asumido como forma de trabajar el escrupuloso cumplimiento de las normativas vigentes de seguridad y salud en el trabajo.

VIII-. Sostenibilidad

La obsolescencia o caducidad programada es común en muchos de los materiales o bienes de consumo que se producen hoy en día. En Gumuzio&MIGOYA creemos que eso es un fraude y que el trabajo bien hecho y con los materiales adecuados suponen un ahorro tanto para el cliente, que verá como la necesidad de volver a reformar se aplaza más y más en el tiempo, como para la sociedad en su conjunto, cuyo empleo reiterado de materiales debido a la mala instalación o calidad de los mismos supone un coste medioambientalmente insostenible. Por ello apostamos por la utilización de maquinarias de A/A o electrodomésticos de bajo consumo y baja contaminación; griferías ecológicas y de caudal reducido; promoción de la iluminación de bajo consumo energético; un correcto desescombrado, separando los escombros en función de los materiales que los componen, de la peligrosidad para el medio ambiente y las personas, y la posibilidad de su reciclado, así como por la utilización de aquellos productos cuyo impacto medioambiental sea menor, la correcta manipulación de pinturas y barnices, y la compra de materiales al distribuidor más cercano al lugar de realización de nuestras obras, favoreciendo con ello el comercio local y la reducción de la Huella Ecológica de nuestro trabajo.

IX-. Limpieza, orden, respeto

La limpieza diaria de la obra, la pulcritud de los operarios, y el orden de materiales y herramientas, facilitan el quehacer diario y la satisfacción por el trabajo bien hecho. En este afán diario de perfección también incluimos la protección y limpieza de las zonas comunes que se vieran inevitablemente afectadas (rellanos, montacargas, etc...), así como la buena convivencia con los vecinos, respetando las horas y los días de descanso.

X-. Propiedad intelectual

Gumuzio&MIGOYA jamás ha utilizado ni utilizará trabajos realizados por terceros y, de igual manera, no queremos que nadie se adjudique la autoría intelectual de nuestras realizaciones. Por ello, Gumuzio&MIGOYA se reserva los derechos de reproducción de los planos, imágenes en 3D, y fotografías de los trabajos realizados, y podrá reproducirlos, salvo acuerdo explicito al respecto, en su página web, perfiles en redes sociales, revistas especializadas, publicidad propia, etc…

PROFESIONALIDAD ACREDITADA

Todo el personal que Gumuzio&MIGOYA pone en marcha para la realización de cualquier obra son profesionales cualificados y dados de alta en la Seguridad Social, y aquellos cuya actividad lo requiera están en posesión de su carnet de instalador autorizado.

En Gumuzio&MIGOYA estamos convencidos de que las cosas han de hacerse bien o no hacerse, y que esto no debe reducirse exclusivamente a la correcta ejecución del trabajo, sino al modo de hacerlo. Por ello hemos implantado un modo de trabajar en el que todos los profesionales que toman parte en el desarrollo de las obras han asumido como propios que el escrupuloso cumplimiento de las normativas vigentes de seguridad y salud en el trabajo, la limpieza diaria de la obra, la pulcritud personal, y el orden de materiales y herramientas, facilitan el quehacer diario y la satisfacción por el trabajo bien hecho.

En este afán de perfección también incluimos el respeto por los vecinos, respetando las horas y los días de descanso, así como la continua limpieza de las zonas comunes que se vieran afectadas.